Salud / Testimonios

En este apartado sobre la Salud, quiero agregar los comentarios que he recibido de diferentes personas que, en forma par­ticular, han tenido contacto con nuestro método de práctica. Algunos de ellos son un ejemplo de perseverancia y voluntad en una búsqueda permanente del bienestar, siendo un ejemplo para la juventud en su dedicación y constancia en la realización de los diferentes ejercicios.

Sin lugar a dudas una forma de vida, en la cual he podido cosechar muchas satisfacciones tanto a nivel personal, como grupal, lo que indudablemente es el resultado del “hacer” de una práctica sincera y hecha desde el corazón. En estos comentarios se me atribuye todo el mérito de lo logrado, pero quiero dejar en claro que el mérito anida en vuestros corazones, que simplemente soy una herramienta como lo son todos ustedes.

Gracias a ustedes y al grupo de practicantes de la escuela, cuyos comentarios están en el link: Arte Marcial, Comentarios Practicantes, por primera vez en tantos años, me siento gratificado por el esfuerzo realizado y los resultados obtenidos en el camino de ya, 30 años en el Wu Su. Hoy veo que la idea de nuestro maestro de fundar una Clínica en Sudamérica, se va transformando en una realidad posible. Recuerdo cuando viajaba a Buenos Aires, luego de terminar las clases en el Gimnasio, cuando iba con el maestro a su casa y hablábamos hasta altas horas de la noche, y fue cuando el me manifestó la idea de formar a practicantes de la escuela para llevar a cabo dicho proyecto, el cual por distintos motivos que no vienen al caso, no pudo florecer. Más hoy acá en nuestro país, luego de muchos intentos fallidos, por primera vez cuento con un grupo humano que sí quiere hacer las cosas y lo que es fundamental tienen una gran voluntad para realizar, ya que hablar de práctica  es fácil, pero lo realmente valedero es practicar con sinceridad y gran esfuerzo, venciendo las limitaciones del ser, como decía el maestro Chen:


“Si se habla sin que nuestro corazón sea como lo que se dice, nunca podremos llevar a cabo lo que digamos, sólo se tratará de fantasías, como el rocío, como los relámpagos, que enseguida desaparecen. En cambio si nuestro corazón es uno sólo con nuestro decir, fácilmente lo lograremos. Si hay correspondencia entre lo que se habla y el corazón, ya se es como Buda”.

Gracias a todos ustedes, por primera vez no me siento solo en el camino del Sao Lin Szu Shian Men,  aunque siempre tuve a mi maestro muy cerca a pesar de la distancia. A MI TO FO

 

 

 

 

 

 

 

Sede Central - Garibaldi 1884 esq. Gral. Flores - (+598) 2203 9158 - Montevideo - CP 11600 - Uruguay